Telas no aptas para bordar: conoce cuáles son y evita errores en tus proyectos de bordado

El bordado es una forma de arte textil que ha embellecido la ropa y el hogar durante siglos. Para obtener resultados hermosos y duraderos, es esencial elegir la tela correcta. En este artículo, exploraremos las diversas telas y cómo afectan la calidad del bordado, así como consejos para trabajar con tejidos más desafiantes.

Qué encontrarás en este artículo
  1. Comprende los distintos tipos de tela
    1. Diferencias clave entre tejidos
    2. ¿Qué hace que una tela sea apta para bordar?
  2. Tejidos desafiantes para el bordado
    1. Tejidos elásticos
    2. Tejidos gruesos o rígidos
    3. Tejidos muy finos o transparentes
  3. Errores comunes al elegir tela para bordar
    1. No considerar la trama del tejido
    2. Ignorar el peso y la textura de la tela
    3. Olvidar el propósito final de la pieza bordada
  4. Materiales y herramientas para facilitar el bordado en telas difíciles
    1. Estabilizadores y entretelas
    2. Agujas y hilos especializados
    3. Técnicas de tensión y sujeción
  5. Alternativas a las telas no aptas
    1. Tejidos de algodón de trama regular
    2. Lino y otras fibras naturales
    3. Tejidos sintéticos diseñados para bordar

Comprende los distintos tipos de tela

Diferencias clave entre tejidos

Los tejidos se diferencian por su composición, trama y textura. Algunos son más flexibles y otros son más rígidos, lo que influye en cómo se comportarán bajo la aguja de bordar. Comprender estas diferencias es crucial para elegir la tela adecuada para tu proyecto.

¿Qué hace que una tela sea apta para bordar?

Una tela apta para bordar debe ser lo suficientemente estable para sostener los puntos sin distorsionarse, pero también debe ser lo suficientemente suave para permitir que la aguja la atraviese con facilidad. La trama no debe ser ni demasiado apretada ni demasiado suelta, y la superficie debe ser lisa para evitar que las hebras se enganchen.

Tejidos desafiantes para el bordado

Tejidos elásticos

Los tejidos elásticos como el jersey o la lycra pueden ser difíciles de bordar porque tienden a estirarse y distorsionar los diseños. Es importante utilizar técnicas específicas y materiales de soporte para obtener buenos resultados.

Tejidos gruesos o rígidos

Tejidos como la lona o el denim pueden ser desafiantes debido a su grosor. La aguja y el hilo deben ser lo suficientemente fuertes para penetrar la tela sin romperse.

Tejidos muy finos o transparentes

Los tejidos delicados como la seda o el tul requieren una atención especial para evitar que el bordado los dañe o los haga fruncir.

Errores comunes al elegir tela para bordar

No considerar la trama del tejido

Una trama inadecuada puede hacer que la tela se arrugue o que los puntos se deslicen, comprometiendo el diseño final.

Ignorar el peso y la textura de la tela

El peso y la textura de la tela influyen en cómo se asienta el bordado. Una tela demasiado ligera o con una textura irregular puede resultar en un trabajo poco profesional.

Olvidar el propósito final de la pieza bordada

Es importante tener en cuenta el uso final de la pieza bordada. Telas que se lavarán con frecuencia o que estarán expuestas a mucho desgaste necesitan ser más resistentes y adecuadas para el bordado.

Materiales y herramientas para facilitar el bordado en telas difíciles

Estabilizadores y entretelas

Los estabilizadores y las entretelas proporcionan una base que ayuda a mantener la tela firme y evita que se arrugue o estire durante el bordado.

Agujas y hilos especializados

Existen agujas y hilos diseñados específicamente para tratar con tejidos desafiantes, y su uso apropiado puede ser la diferencia entre un proyecto exitoso y uno frustrante.

Técnicas de tensión y sujeción

La correcta tensión y sujeción de la tela en el bastidor son esenciales para evitar el fruncido y para asegurar que el diseño se borda de manera uniforme.

Alternativas a las telas no aptas

Tejidos de algodón de trama regular

El algodón con una trama regular es una excelente opción para principiantes debido a su estabilidad y facilidad de bordado.

Lino y otras fibras naturales

El lino y otras fibras naturales ofrecen una belleza rústica y una buena base para el bordado gracias a su estructura y durabilidad.

Tejidos sintéticos diseñados para bordar

Los tejidos sintéticos modernos pueden ser una buena alternativa, ya que están diseñados para imitar la apariencia de los tejidos naturales mientras ofrecen una mayor facilidad para el bordado.

La elección de la tela es fundamental en el bordado. Al entender las propiedades de diferentes tejidos y cómo afectan al bordado, podrás tomar decisiones informadas y mejorar la calidad de tus proyectos. Con práctica y conocimiento, incluso los tejidos más desafiantes pueden ser conquistados y transformados en obras de arte.

Leer más:  Crea tu propio pantalón en casa con este tutorial fácil y sencillo

Otros artículos que te pueden interesar:

Subir